Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
La puerta principal que da la bienvenida a nuestras casas y hogares tiende a ser por obvias razones la más importante que hay que cuidar para que no sea susceptible de violaciones y que proteja nuestra integridad y nos permita sentirnos tranquilos y confiados en nuestra intimidad.
Sin embargo, es bien sabido que casi siempre la premisa de la seguridad no es tal y que, en la mayor parte de los casos el talón de Aquiles de la protección de las casas y / o apartamentos es su entrada o puerta principal. Si bien es cierto que no en todos los lugares la incidencia del robo es la misma, sí que tenemos que estar conscientes que es bueno estar preparados siempre ante cualquier tipo de eventualidad.
La elección de una puerta principal sólida y estable, una cerradura que brinde plena seguridad y un marco fortificado son la ecuación ideal para la calma y tranquilidad de ti de tu familia.
Lo más elemental es una puerta que por lo menos no se pueda derrumbar a patadas. No obstante, en la escala de seguridad ese es tan sólo el primer paso. Debes tener muy en cuenta muchas otras cosas que intentaremos enseñarte en este artículo.
La vulnerabilidad o no de la puerta principal de cualquier hogar es punto esencial para no permitir robos ni calamidades mayores. Como dijimos anteriormente, a parte de una puerta de buena calidad se necesitan muchos otros elementos con miras a ayudar o a fortalecer la capacidad de resguardo de los hogares.
Desde aquí podemos sugerir algunos de ellos, con la intención de ayudarte a tener una casa o apartamento mucho más seguro.
Alternativas para reforzar nuestras puertas
Cerrojos, cadenas, cerraduras y mirillas, entre muchas otras cosas te serán de gran ayuda. Desde aquí te indicaremos algunas ideas que podrás tener en cuenta para aplicarlas.
Por ejemplo, si te decides por colocar una cadena de seguridad, debes tener presente que lleva dos piezas, una que va unida al marco y la otra a la puerta. Marcas con cuidado el lugar donde la fijarás, para luego abrir los huecos con un taladro, donde pondrás los tirafondos. Luego procedes a instalar la base en la jamba y, acto seguido, colocas la pieza metálica y la unes a su tirafondos. Y listo ya puedes usarla.
Otra cosa que también puedes hacer es cambiar el bombín de la puerta por uno de doble embrague. Asimismo, otra alternativa muy efectiva que te ayudará para reforzar la seguridad de tu puerta principal y mantener por ello la seguridad de tu hogar, es la instalación de un cierre automático, o lo que es lo mismo, un muelle-brazo, de esos que se encargan de cerrar por sí solos la puerta, así nunca, ni por error, dejarás la puerta abierta.
Hay algunos modelos que gradúan varias potencias en su cierre y que pueden ser instalados indistintamente tanto en las puertas que se abren hacia la izquierda como en aquéllas que lo hacen hacia la derecha.
Otra alternativa que puedes emplear es la del uso de una mirilla. Es más, puede que esto sea un detalle casi obligatorio que debes considerar. Mirillas las hay tradicionales y automáticas.
Las tradicionales son las que van insertas en un orificio hecho en la puerta y a la cual nos tenemos que acercar y mirar a través de ella para detallar lo que ocurre al otro lado. Pero también las hay más modernas y seguras, como las electrónicas o automáticas, con las cuales no es ni siquiera necesario acercarse demasiado puesto que se compone de una pantalla desde la cual puedes ver a cualquier distancia quién llama o se acerca a tu puerta.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Llame ahora